Camara de comercio de Madrid
Ir a la web de la camara de Madrid Promoción empresarial
Asociaciones empresariales

Las asociaciones son agrupaciones de personas físicas o jurídicas constituidas para realizar una actividad colectiva de forma estable, organizadas democráticamente, sin ánimo de lucro e independientes, al menos formalmente, del Estado, los partidos políticos y las empresas. Los sujetos que integran una asociación ponen en común, de forma estable y permanente, sus conocimientos o actividades para la consecución de cualquier fin que no sea la obtención de beneficios.

De lo anterior, se extraen las siguientes características fundamentales de las asociaciones:

  • Grupo de personas (físicas o jurídicas)
  • Objetivos y/o actividades comunes
  • Funcionamiento democrático
  • Inexistencia de ánimo de lucro
  • Independencia

El presente documento, va dirigido a las asociaciones empresariales constituidas al amparo de la Ley 19/1977, de 1 de abril, reguladora del derecho de asociación sindical, esto es, aquellas constituidas con la finalidad de intervenir en las relaciones laborales, contribuyendo, a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que le son propios.

En consecuencia, deben ser creadas, y así debe preverse en los estatutos, con la finalidad de desarrollar alguna o varias las siguientes funciones:

  • la negociación colectiva laboral:
  • el planteamiento de conflictos colectivos de trabajo;
  • el diálogo social; y
  • la participación institucional en los organismos públicos de las Administraciones laborales para la defensa de los intereses generales de los empresarios

Al objeto de actualizar el presente documento, teniendo en cuenta la legislación desarrollada desde su redacción inicial, y especialmente la regulación específica que de forma novedosa afecta al trabajador autónomo y su capacidad asociativa, se ha considerado conveniente introducir determinadas referencias al  asociacionismo del trabajador autónomo.

Tendrán la consideración de Asociaciones Profesionales de Trabajadores Autónomos aquellas asociaciones que agrupen a las personas físicas que estén comprendidas en la definición del artículo 1 del Estatuto del Trabajador Autónomo [1] (personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa y por cuenta propia una actividad económica o profesional a título lucrativo) y que tengan por finalidad la defensa de los intereses profesionales de sus asociados y funciones complementarias.

Es importante destacar y diferenciar desde un primer momento, para evitar crear confusión, el hecho de que las Asociaciones Profesionales de Trabajadores Autónomos [1] se rigen por lo dispuesto en la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, que en el supuesto de las asociaciones empresariales objeto del presente Documento es de carácter supletorio.

Los autores de este documento hemos intentado, a lo largo de sus páginas, dar un enfoque eminentemente práctico al fenómeno de las asociaciones empresariales y a su regulación legal, empleando una terminología comúnmente comprensible, de tal forma que, sin entrar en cuestiones dogmáticas, se encuentre una respuesta a las preguntas más habituales en relación con la creación y gestión de este tipo de entidades.

Sin perjuicio de lo anterior, se hace necesario destacar desde el principio que el espíritu de esta obra es el de servir únicamente como documento de consulta. Debido a su generalidad y carácter eminentemente práctico, no se profundiza en determinadas cuestiones, por lo que aconsejamos que en relación a las mismas se obtenga el asesoramiento (legal, contable, fiscal, etc.) oportuno.

Esperamos haber conseguido el objetivo que nos habíamos propuesto al iniciar esta obra: que el presente documento resulte de la máxima utilidad y, sobre todo, que sea de fácil uso para el lector.


[1]  El Artículo 1 del Estatuto del Trabajador Autónomo define éste como “aquellas personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena”.
     2. Se declaran expresamente comprendidos en el ámbito de aplicación de esta Ley, siempre que cumplan los requisitos a los que se refiere el apartado anterior:
     a) Los socios industriales de sociedades regulares colectivas y de sociedades comanditarias.
     b) Los comuneros de las comunidades de bienes y los socios de sociedades civiles irregulares, salvo que su actividad se limite a la mera administración de los bienes puestos en común.
     c) Quienes ejerzan las funciones de dirección y gerencia que conlleva el desempeño del cargo de consejero o administrador, o presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, cuando posean el control efectivo, directo o indirecto de aquélla.
     d) Los trabajadores autónomos económicamente dependientes.

Cámara de Comercio e Industria de Madrid. 2017