Camara de comercio de Madrid
Ir a la web de la camara de Madrid Promoción empresarial Acceso usuarios Agenda Contacto
Buscador
Planes estratégicos
Balance de situación previsional

Balance de situación previsional

El balance de situación constituye otro de los documentos contables de referencia (junto con la cuenta de resultados) que tendrá que estimar el emprendedor en su plan de empresa. El balance representa contablemente la situación económica y financiera del negocio en un momento concreto, y en él deben figurar, de forma ordenada y equilibrada, tanto los bienes y derechos (elementos de activo, que se corresponden con las inversiones) que posee la empresa como del capital y las obligaciones a que está comprometida (elementos de pasivo, que se corresponden con las fuentes de financiación).

El balance inicial de la nueva empresa deberá corresponderse con las inversiones iniciales (elementos de activo) y fuentes de financiación iniciales (elementos del pasivo) (Ver apartado Inversión inicial / Fuentes-Necesidades de financiación).

Para la elaboración del balance de situación provisional el emprendedor deberá apoyarse en los datos de la cuenta de resultados provisional (apartado Cuenta de resultados previsional) y del presupuesto de tesorería o caja (apartado Previsiones de tesorería). Por ejemplo, el saldo de tesorería del balance de situación previsional ha de coincidir con el saldo final del presupuesto de tesorería o cash-flow. Por otra parte, el beneficio o pérdida que figure en el balance de situación previsional ha de coincidir con el que se obtenga en la cuenta de resultados provisional.

Los diferentes conceptos que constituyen el balance de situación son:

  1. Activo En esta sección, como ya se ha avanzado, se incluyen todos los bienes y derechos que la empresa posee en un momento determinado (generalmente al comienzo o final de un ejercicio). El detalle de los elementos de activo se podría consignar de acuerdo con la siguiente clasificación:
    • Inmovilizado - Activo no corriente: está representado por el conjunto de elementos intangibles, materiales e inversiones financieras a largo plazo destinados a servir, de forma prolongada a la actividad empresarial (no suelen destinarse a la venta salvo en casos extraordinarios).

En el balance hay que tener en cuenta las amortizaciones de los activos provocadas por la depreciación experimentada desde su adquisición. Figuran en el mismo disminuyendo el valor del inmovilizado.

Entre las partidas más habituales habrá que consignar:

·         Inmovilizado intangible: elementos de la empresa de carácter duradero y de naturaleza intangible (sin consistencia física) que pueden ser valorados en términos económicos, como pueden ser licencias, concesiones administrativas para explotar determinada actividad, gastos de I+D, propiedad industrial (patentes y marcas), aplicaciones informáticas y página Web, etc. Si su vida útil no se considera indefinida habrá que restarles los gastos de amortización.

·         Inmovilizado material: está constituido por aquellos elementos o bienes de la empresa que son tangibles, con consistencia material y duraderos. Entre los elementos de este tipo de activo más representativos destacan:

§          Terrenos y construcciones: inmuebles necesarios para el desarrollo de la actividad (tanto productiva, de almacenamiento, administrativa o comercial) ya sean locales comerciales, edificios o terrenos, gastos de reforma y acondicionamiento de los mismos menos gastos de amortización.

§          Instalaciones técnicas y otro inmovilizado material: Incluye       instalaciones, maquinaria, utillaje, mobiliario, equipos informáticos, elementos de transporte y otro inmovilizado material menos gastos de amortización.

·         Inmovilizado financiero: está representado por aquéllas inversiones, de naturaleza financiera y carácter estable (no especulativo), realizadas por la empresa, tales como acciones de otras empresas, obligaciones, bonos, depósitos y fianzas,  otros valores de renta fija o variable.

    • Activo corriente: vinculados al ciclo normal de explotación que la empresa espera vender, consumir o realizar en el transcurso del mismo. Con carácter general el ciclo no excederá de un año. Se corresponden con los siguientes conceptos:

·         Existencias: son todos aquellos bienes y materiales que posee una empresa, que son almacenados para ser vendidos o ser incorporados al proceso productivo.

·         Deudores: En este grupo de cuentas del activo circulante se incluyen básicamente las deudas de clientes de la empresa y con organismos públicos deudores:

      • Clientes: se reflejan las deudas que tienen contraídas los clientes derivadas de la adquisición (pero aún no pagadas) de los productos/servicios objeto del negocio. Aquí también se pueden incluir aquellos efectos comerciales que se hayan podido formalizar con los clientes, tales como letras de cambio.
      • Otros créditos con las Administraciones públicas: en este concepto se pueden incluir tanto las subvenciones, compensaciones o devoluciones de impuestos que debe realizar la Hacienda Pública (y que por tanto son un derecho de la empresa), los créditos a favor de la empresa concedidos por la Seguridad Social (relacionados con las prestaciones sociales que efectúan), las devoluciones que tiene que hacer la Hacienda Pública en concepto del IVA soportado por la adquisición de bienes y servicios (siempre que sea deducible)

·         Efectivo - Tesorería: en este grupo se contabiliza el dinero disponible por la empresa, tanto en forma de billetes y monedas como en cantidades disponibles en cuentas bancarias:

      • Caja: cantidad de dinero efectivo disponible en la caja de la empresa
      • Bancos: cantidad de dinero que posee la empresa depositado en entidades financieras (cajas de ahorro o bancos), en forma de cuentas corrientes, de ahorro u otra modalidad financiera temporal, siempre que sea de alta liquidez, o sea, que se pueda disponer de forma inmediata

  

  BALANCE DE SITUACIÓN 

 

 

      

 

 ACTIVO

 AÑO 1

 AÑO 2

 AÑO 3

ACTIVO NO CORRIENTE

 

 

 

 Inmovilizado Intangible

 

 

 

 Patentes, licencias, marcas y similares

 

 

 

 Aplicaciones informáticas

 

 

 

 Otro inmovilizado intangible

 

 

 

 Inmovilizado Material

 

 

 

 Terrenos y construcciones

 

 

 

 Instalaciones técnicas y otro inmovilizado material

 

 

 

 Inversiones financieras a largo plazo

 

 

 

 Otros activos financieros

 

 

 

 Amortizaciones

 

 

 

ACTIVO CORRIENTE

 

 

 

 Existencias

 

 

 

 Existencias

 

 

 

 Deudores

 

 

 

 Clientes

 

 

 

 Otros créditos con las administraciones públicas

 

 

 

 Efectivo

 

 

 

 Tesoreria

 

 

 

TOTAL ACTIVO

 

 

 

 

  1. Pasivo En esta sección,  se recogen las obligaciones (o medios de financiación de los bienes y derechos que constituyen el activo) de la empresa en un momento determinado (generalmente al comienzo o final de un ejercicio). El detalle de los elementos de pasivo se podría consignar de acuerdo con la siguiente clasificación:
    • Patrimonio neto: En este grupo de cuentas del pasivo se contemplan aquellos recursos no exigibles tales como el capital social, y los resultados:
      • Capital: capital suscrito aportado por los propietarios de la empresa
      • Resultado del ejercicio: Cuenta de pérdidas y ganancias
      • Resultados ejercicios anteriores (remanente): En esta cuenta se recogen los resultados obtenidos en ejercicios precedentes.
    • Pasivo no corriente (Acreedores a largo plazo): conjunto de deudas cuyo plazo de vencimiento es superior al año. En este capítulo, las partidas más representativas son:
      • Deudas con entidades de crédito a largo plazo: recoge la cuantía de las deudas a largo plazo contraídas con entidades financieras u otros organismos, generalmente derivadas de créditos o préstamos recibidos.
      • Otros créditos y deudas a largo plazo: recoge el resto de deudas a largo plazo: con proveedores, fianzas o depósitos recibidos de terceros, deudas a largo plazo con socios, etc.
    • Pasivo corriente (Acreedores a corto plazo): conjunto de deudas cuyo plazo de vencimiento es inferior al año. En este capítulo, las partidas más representativas son:
      • Proveedores - Acreedores comerciales: se recogen las deudas que tiene la empresa con sus proveedores habituales: de materia primas, suministros, aprovisionamientos, productos y otros materiales básicos para el desarrollo de la actividad empresarial.
      • Deudas con entidades de crédito a corto plazo: recoge la cuantía de las deudas con entidades financieras u otros organismos, cuyo plazo de vencimiento es inferior al año.
      • Deudas con las administraciones públicas: en esta partida se incluyen los impuestos que se deben a la Hacienda Pública, deudas que tiene la empresa con los distintos organismos de la Seguridad Social, etc.
      • Otras deudas a corto plazo: en esta partida tienen cabida desde las deudas con suministradores de servicios no ligados a la actividad (fontanería, electricista, etc.)

 

  BALANCE DE SITUACIÓN 

 

 

      

 

PASIVO

 INICIAL

 AÑO 1

 AÑO 2

 AÑO 3

PATRIMONIO NETO

 

 

 

 

Capital

 

 

 

 

Resultado del ejercicio

 

 

 

 

Resultados de ejercicios anteriores

 

 

 

 

Subvenciones

 

 

 

 

PASIVO NO CORRIENTE

 

 

 

 

Deudas con entidades de crédito a largo plazo

 

 

 

 

Otras deudas a largo plazo

 

 

 

 

PASIVO CORRIENTE

 

 

 

 

Proveedores

 

 

 

 

Deudas con entidades de crédito a corto plazo

 

 

 

 

Deudas con las Administraciones Públicas

 

 

 

 

Otras deudas a corto plazo

 

 

 

 

TOTAL PASIVO

 

 

 

 

 

Cámara de Comercio e Industria de Madrid. 2014